640 12 03 15 - 953 09 71 93 info@terapiapsicosexual.com

El día 27 de octubre de 2018 tuvo lugar la celebración del Día de las Mujeres Rurales en la localidad de La Carolina. Esta celebración ha servido como broche final al Programa Socioeducativo para la Participación de las Mujeres Rurales. Un programa que ha sido llevado a cabo por Diputación Provincial en 18 localidades de la provincia  de Jaén,  programa financiado con fondos europeos y adjudicado por FEMP. El único objetivo de este programa era acercar la formación de calidad a la población femenina del ambito rural y así conseguir que mujeres de este ámbito tuvieran acceso a ella. El programa ha contado con tres líneas de intervención. Una línea dedicada al asociacionismo entre mujeres como herramienta de crecimiento y empoderamiento. Una segunda línea dedicada a visibilizar y actuar en  violencia de género aún muy normalizada en el ámbito rural. Por último una línea dedicada a utilizar la salud sexual como herramienta de empoderamiento. He tenido el honor de ser la formadora encargada de realizar la línea de salud ssexual como herramienta de empoderamiento. Con el taller Salud Sexual y Empoderamiento de las Mujeres, me he acercado a las mujeres de Peal de Becerrro, Larva, Belerda, Villacarrillo, Mogón, Castillo de Locubín, Alcaudete, Noguerones, Sabariego, Ventas del Carrizal, Huelma, Cabra del Santo Cristo, Bélmez de la Moraleda, Pegalajar,  La Guardia, Úbeda, Baeza, Santa Eulalia, El Donadio, y Rus. Ha sido un placer inmenso hacer este trabajo por lo que he recibido de todas ellas, su cariño, su agradecimiento, su calor y un sinfín de anécdotas y experiencias que hemos compartido. Tengo que agradecer a Diputación Provincial el que de nuevo haya confiado en mí para esta labor. Gracias a FEMP por dedicar estos fondos a las mujeres rurales para devolverles una parte mínima de la inversión que ellas han prestado con su trabajo y esfuerzo al crecimiento y desarrollo de nuestros pueblos.

No es posible el verdadero empoderamiento de la mujer si no le devolvemos la autoridad sobre su cuerpo y la sexualidad que se le ha robado a través de los siglos por innumerables razones, sociales, políticas, religiosas, etc. Ayudar a la mujer a conectar con su cuerpo y con su naturaleza y a vivirla con naturalidad es la mejor herramienta de empoderamiento que le podemos ofrecer. Ojala sea una primera intervención de muchas más que nos ayuden a conseguirlo.